• La seguridad de tu empresa
  • La tranquilidad en tu hogar
  • Cumpliendo con la normativa
  • Seguridad integral – soluciones a medida
  • La seguridad de tu empresa

 
 
Alarmas y cámaras en La Rioja, Álava, Navarra
jueves, 23 de mayo de 2019

Fundamentos Técnicos del CCTV


Desde el punto de vista técnico, el esquema de un CCTV se compone de ópticas, cámaras, sistemas de transmisión, conmutadores, equipos de grabación y monitores de vídeo.

La función de las ópticas y las cámaras es la de captación y transformación de la imagen. Las ópticas, serían las lentes encargadas de enfocar al elemento sensor de la cámara, la luz reflejada por los elementos de la escena a visualizar. Las cámaras por su parte, son el elemento técnico que tiene como función convertir la señal luminosa reflejada por las ópticas, en la señal de vídeo necesaria para que pueda ser transmitida a distancia. Esta señal de vídeo suele ser eléctrica. Pero se puede transmitir imagen usando casi cualquier tipo de energía conocida, como las microondas o las radiofrecuencias.

La señal es enviada a través del sistema de transmisión, que está constituido por los enlaces (como la fibra óptica). Los enlaces permiten el transporte de la señal de vídeo generada en las cámaras, hacia los conmutadores.

Los sistemas de conmutación reciben y descodifican la señal. Esto permite la visualización de una gran cantidad de cámaras, en un número reducido de monitores por ejemplo. Los conmutadores, controlados por microprocesadores, permiten la selección de una cámara concreta y su telecontrol. Esto se hace, bien para visualizar una escena determinada, o bien para reorientar el enfoque de la misma en tiempo real.

Los monitores son el elemento receptor y terminal de la señal de vídeo procesada. Son el equipo donde se materializa la conversión de señal eléctrica en imagen definida, así podrá ser observada por los operadores.

Por último, están los equipos de grabación. Conectados entre los conmutadores y los monitores, permiten el almacenaje de las imágenes captadas para su posterior reproducción. En la actualidad la práctica totalidad son sistemas de grabación digitales.

 

Ventajas de la Utilización de CCTV en un Sistema de Seguridad


Para que la instalación y uso de los CCTV sea eficaz, debe darse la adecuación de una serie de ventajas objetivas, a unas determinadas necesidades. En un sistema de seguridad las principales ventajas de un CCTV serían las siguientes:

Es una extensión del ojo humano. Esto permite la visualización de lugares que por diversas circunstancias o características, no pueden ser vistos o controlados con facilidad y rapidez.
Puede ubicarse en todo tipo de ambientes, tanto exteriores como interiores. Solo hay que tener en cuenta las características del entorno a la hora de adquirir e instalar los equipos.
Permite el control de grandes zonas y de zonas especialmente sensibles. Los CCTV permiten que un único operador pueda controlar de manera simultánea zonas enormes y además alejadas del Centro de Control. Esto incluye aquellas que necesiten una vigilancia especial. Todo ello sin tener que desplazar o emplazar físicamente recursos humanos en ese lugar.
Tienen una gran versatilidad en cuanto a la movilidad de los diferentes ángulos de visión. Los grandes avances técnicos de los últimos años, permiten la posibilidad de evaluar y controlar grandes ángulos de visión desde una única posición de cámara. Además estas cámaras pueden ser telecontroladas.